«Tengo miedo de ser real» (AURA)

2
93
Loading...

La presente redacción es un conjunto de mis conclusiones e ideas personales que han sido generadas luego de ver el largometraje en cuestión.

Mis puntos de vista son meramente subjetivos; y, por ende, no deben tomarse como una verdad absoluta.

¿Cuántas veces hemos intentado escapar de este mundo?

Personalmente no me sería posible contar los momentos en los que me vi sofocado por todas las vicisitudes y obstáculos de esta carrera llamada vida.

Hay días en los que sueño nuevamente como aquel niño de 8 años que deseaba ser superhéroe, futbolista o cantante. Porque, al fin y al cabo, esa realidad creada en mi juventud es contrastada subconscientemente con mi presente, y termino por concebir la idea de que estoy en el lugar equivocado, de que las cosas no son como deberían ser; es este sentimiento de negación lo que busca empujarme a fantasear nuevamente con un mundo en el que no tengo límites naturales, en el que esa brecha entre lo mediocre y lo trascendente se puede cruzar fácilmente. Pueden etiquetar este accionar de la manera que más les guste, pero es necesario aclarar que esto último es, en parte, un producto del deseo intrínseco del ser humano de dejar su huella en el mundo; como fue escrito alguna vez:

“Dios puso eternidad en el corazón del hombre”

Y es por la forma en la que son representadas estas emociones, que esta obra también entró en mi corazón “como si fuera su propia casa”; damas y caballeros, esto es AURA.


Aura: Maryuuin Kouga Saigo no Tatakai

Tipo: Película

Nro. de episodios: 1

Casa Animadora: AIC A.S.T.A

Dirección por: Kishi, Seiji

Fecha de emisión: 13/04/2013

Fuente original: Novela

Autor: Tanaka, Romeo

Fecha de publicación: 18/07/2008

Géneros: Drama escolar, Romance, Sobrenatural


Poniéndonos a contexto…

Ichirō Satō (pronunciado como Ichirou Satou) es un estudiante de preparatoria que presentó un cuadro del popularmente denominado Síndrome de Chuunibyou (Síndrome del Octavo Grado para España) durante su etapa de secundaria. A raíz de esto último sufrió de constantes abusos por parte de sus compañeros y eventualmente desistió de sus aficiones. No obstante, una noche, mientras se disponía a recuperar un cuaderno que olvido en su escuela, se encuentra con la presencia de una extraña chica vestida de azul.

 

Cuando el desconocimiento es poder…

Algunas veces escuche decir: “Desearía poder olvidar, para volver a vivir”. Este anhelo que se presenta ante una situación comúnmente satisfactoria en la vida del ser humano, es consecuencia de aquel “primer estímulo” que recibe nuestro cerebro, el cual va menguando en intensidad conforme pasen eventos similares. Esto aplica también hacia las series de televisión y medios similares; sin embargo, es el anime aquí presente una de las encarnaciones más fieles de la expresión anterior; que inclusive va más allá de los infames “spoilers”, al grado de que la más mínima noción del argumento puede cambiar el punto de vista del espectador para con el filme. Y es que, durante todo el primer acto (que abarca aproximadamente el 50% de la película), la dirección se centra en construir una atmósfera misteriosa en torno a los personajes y los eventos presenciados; esto último es realzado con la propia introducción al metraje, el cual causará una primera impresión de incertidumbre en la audiencia.

No obstante, se podría decir que, como consecuencia de la duración del primer acto, el nudo y el desenlace pasan de manera más abrupta y dejan varias subtramas “en el aire”. Sin embargo, son eventualmente las escenas post-créditos las que se encargan de desmantelar nuestras conjeturas. Siendo está técnica utilizada nuevamente por el mismo director para su posterior trabajo en Tsuki ga Kirei.

La más mínima noción del argumento puede cambiar el punto de vista del espectador para con el filme…

 

Hay muchas formas de contar una historia…

Por teoría económica sabemos que la existencia de varios sustitutos puede satisfacer una misma necesidad; sin embargo, no siempre es el caso cuando hablamos de arte. Al contrastar dos elementos similares es cuando podemos darnos cuenta de lo mutuamente divergentes que resultan ser. De forma que, cuando comparamos AURA con sus similares (Chuunibyou demo Koi ga Shitai), sale a relucir su naturaleza cruda y seria; la cual no se limita a los problemas metafísicos de los protagonistas, sino también a sus relaciones interpersonales (particularmente la forma en la que son vistos por la sociedad).

Confrontaciones sociales forman parte de esta historia.

 

La suma hace el todo…

En cuanto a la animación empleada por AIC A.S.T.A (estudio que se encargó en su momento de animar Sora no Otoshimono), retrata muy bien la energía de las acciones efectuadas por los personajes; y realiza un trabajo igual de magistral en las expresiones faciales de los mismos.

Un dominio ejemplar en los gestos y expresiones.

Todo esto se ve potenciado con una iluminación que alterna de acuerdo al tono de la historia, un trabajo de fotografía que no se queda atrás en mostrar bellos paisajes urbanos y una banda sonora que se vuelve diegética en el clímax de la historia.

Tres planos similares, diferente iluminación.

A esta particular mezcla se le suma la intuición y perspectiva de Seiji Kishi (reconocido por sus trabajos previos en Angel Beats! y Danganronpa: The Animation) a la hora de dirigir; la cual nos lleva por planos en primera persona que son intercalados con ángulos verticales (técnicas que hasta poco después solo vería en la aclamada Bakemonogatari), en adición al “ligero temblor” de la cámara que simula un entorno verídico.

Un contraste entre las diferentes perspectivas de la cámara dentro del filme.

 

Tengo miedo de ser real…

“Todos queremos escapar de este mundo en algún momento”. Esta es la respuesta que hallé en mi corazón para la pregunta planteada en el prefacio de este artículo.

Después de todo ¿quién en su sano juicio buscaría vivir voluntariamente en un mundo como este? No hace falta más que prender la televisión y colocar cualquier noticiero, para saber de qué hablo.

Habitamos un planeta llamado Tierra. Un planeta en el que la globalización nos hace parecer cada vez más pequeños; un lugar en el que la línea de la moral se va desdibujando exponencialmente. No es de extrañar que el entretenimiento haya progresado a la par de estos, porque simplemente cada vez aparecen más razones para querer desconectarnos.

Tenemos el constante miedo de ser lastimados y descartados por este mundo distópico.

Una historia que guarda un gran mensaje detrás.

Es a todo esto que AURA se tomó el tiempo para dejarnos una sencilla respuesta a nuestras inseguridades: confrontar nuestra realidad.

Porque es así como nos daremos cuenta de que está historia no es aburrida, ni tampoco es una pesadilla.

Si me lo preguntan a mí, diría que es una fantástica historia. Contiene varios altibajos, pero eso es lo que le la su encanto. Hay momentos amargos, pero también alegrías.

Si la analizara a detalle diría que es indistinguible, imperfectamente hermosa e invaluable; porque, al fin y al cabo, tu vida se ha transformado en esa historia.

Una historia donde tú eres el protagonista.

Tenemos el constante miedo de ser lastimados y descartados por este mundo distópico.

 


No olviden de dejar sus comentarios, recuerden que ustedes nos ayudan a ser mejores.

Recuerda que puedes ver AURA en AnimeYT haciendo click aquí.

 

Bendiciones y hasta una próxima ocasión…

Loading...