Clannad | Recomendación Anime

31
137
Loading...

Saben lo que es un Crescendo? En música representa una transición ascendente de energía de una pieza. Comenzamos suave y vamos aumentando gradualmente. Básicamente es algo que sirve para dar contrastes. Decía el maestro Jaime Altozano que, tanto en el cine, como en la música, no existe la energía absoluta, solo los contrastes, para tener una sensación de clímax total debes antes saber lo que es su estado contrario… No puedes estar feliz, sin antes haber estado triste.
En la vida, y diría yo que casi a diario, vivimos estos Crescendos y Decrescendos de formas sutiles. Y habrá momentos en los que estos sean más notorios y puedan quedarse grabados en nuestra mente; Como aquel día en que presentaste ese examen crucial para tu futuro escolar donde a pesar que iniciaste esperando lo peor, al final te diste cuenta que podías hacerlo y pasas con buena nota, o aquellas vacaciones donde iniciaste creyendo que no te divertirías y acabaste pasando los mejores días de tu vida.
Esta progresión que vemos de lo calmado a lo agitado es lo que se considera un Crescendo.
Entonces miremos por un segundo que este concepto lo podemos extrapolar a cuanto ámbito queramos y a cuanta escala de tiempo necesitemos, puede ser un Crescendo musical de unos pocos segundos, o uno sentimental que no acabara sino hasta dentro de muchos años.
Una de mis composiciones clásicas favoritas hace uso de este método para generarte una montaña rusa de emociones, empezando desde 0 y terminando en un estallido por todo lo alto cual fuegos artificiales en el cielo. In the Hall of the Mountain King
Ahora: ¿Que pasa si llevamos este concepto a un medio que es capaz de traer a la vida aspectos extremadamente personales y abstractos para representártelos en pantalla con personajes y situaciones con las que perfectamente te puedes sentir identificado, verte reflejado y tener la empatía suficiente para que te duela el pecho de la preocupación al ver por lo que tienen que pasar los protagonistas?


Señores y señoras, tenemos que hablar hoy de:

Clannad y Clannad: After Story.


Empezamos este viaje a través de los sentimientos hablando más que nada del género Drama, de cómo historias que muchas veces quieren contarte estos aspectos sumamente crudos y reales de la vida misma terminan muchas veces superando a la ficción, y mostrándote en ocasiones el reflejo más interior de ti mismo.
Hoy cerraremos este viaje con el que para mí es la cúspide expresiva de la animación japonesa…


-“Cigarras, Estrellas de mar… Y Dangos!”


Les quiero hablar de cómo un anime logro empatizar conmigo en tan solo 24 episodios hasta un punto que yo creía imposible, y más siendo una obra de animación: Clannad: After Story, la cual hoy guardo con recelo en lo más profundo de mi corazón, atesorándola como lo que es para mí, una obra maestra.
Pero para hablarles de la cima en todo su esplendor, antes hay que pasar por su base y núcleo: Clannad.
Algunos concuerdan conmigo en que la primera temporada de Clannad es un Slice of Life algo lento y a veces se puede tornar en algo tedioso de ver. Y es verdad, sentí algo parecido a lo que sentí con Steins;Gate, que todo se cocinaba a fuego lento. Iniciamos con 24 episodios donde de la forma más simple y común posible, con la comedia más “tonta”, comenzamos a conocer a nuestros personajes. Nos narran su vida cotidiana y como deben sortear los obstáculos del día a día haciendo uso de situación hilarantes y, he de decir, muchas veces amenas, a pesar de su lento ritmo. Viéndolo ahora en retrospectiva solo puedo pensar en que fue la decisión más correcta posible.
Un aspecto de esta serie que repite formula, como lo mencione en mi anterior post sobre Golden Time, son los elementos “sobrenaturales” que presionan los límites de lo “común” en cuanto a paradigmas de narración se refiere.
Normalmente, cuando algo es “innovador” es unánimemente aceptado como algo “bueno”, porque usa aspectos ya conocidos, es decir, cosas que nos resultan familiares, para mezclarlas con algo “nuevo” o que no pertenece al ámbito. Esa mezcla de algo familiar con algo “nuevo” es lo que normalmente termina siendo aclamado por todo el mundo como esa nueva cosa de moda… Esto pasa en todos lados; En el cine, la música, las artes, ingenierías, etc, etc…
Me dirán: “Bueno pero la mezcla de la fantasía y el slice of life/drama no es nada nuevo”
Eso es verdad. Clannad y su secuela salieron en el 2007, año para el cual ya había unas cuantas series que hacían uso de esta misma fórmula.
Entonces cabe preguntar: ¿Qué hace a Clannad tan especial?
Respuesta: La Experiencia.


-“El rompecabezas arcoíris”

 
Tatsuya Ishihara

Es el responsable de dirigir algunas de las obras más icónicas de la década pasada.

(Air TV, Kanon, Suzumiya Haruhi no Yuuutsu)
Este hombre se ha convertido en el señor de los dramas fantásticos.
Iniciando con Air (TV) en el año 2005, comenzó a explorar las relaciones humanas desde un punto de vista cautivador, mezclando la parte más real de nuestra existencia, con nuestros deseos más profundos de saber: “Que pasaría si…” haciendo referencia a esos escenarios increíbles cuando dejamos volar nuestra imaginación.
Un año más tarde siguió expandiendo estos conceptos de forma espectacular, con Kanon (2006) y Suzumiya Haruhi no Yuuutsu. Logro aún más introducir esas elucubraciones a un público cada vez más amplio, y que se daba cuenta que este tipo de historias podían ser llevadas a terrenos populares con la suficiente imaginación y esfuerzo.
Ishihara además ya tenía un poco experiencia dirigiendo parcialmente una película por allá en el año 1996. Kimagure Orange Road: Summer’s Beginning que explora un triángulo amoroso de un Esper. Este fue el primer vistazo que tuvo este director al mundo de la fantasía romántica/cómica que tanto lo destacaría años después.

Posterior mente en el 2007, llegaría la obra que por fin daría voz propia de esta amalgama de generos que ya hoy es firma del director, y que de paso daría existencia al que, para muchos, seria el anime más triste de todos los tiempos.
Cuando una serie hace que tu corazón se acelere significa que tiene ese algo especial que identifica a una obra extraordinaria.

Personalmente este Anime me llego mucho, porque de cierta manera pude sentirme identificado con el protagonista, con el cómo busca hasta el cansancio su lugar en el mundo, su razón para vivir y como lucha con esos dictámenes que rigen la sociedad, presionando a las personas a ir a la escuela, sacar buenas notas, ser un estudiante ejemplar, graduarte con honores, ir a una universidad y estudiar una prestigiosa carrera para trabajar en algo digno y ganarte la vida, crear un familia y cuidar de ella, tener hijos y guiarlos para que no cometan los mismo errores que tú, para que sean personas de más provecho que tu… Es una constante carrera para la auto superación, con la sociedad como jurado inexorable.
Comenzamos lento con Tomoya siendo tachado como un delincuente por un mal entendido que ennegreció su imagen ante sus compañeros. Vemos como estos primeros 24 episodios sirven como la piedra angular de lo que luego será el desarrollo de la trama para estos personajes.

Viendo recientemente la película de Eve no Jikan (Muy recomendada y de la que haré reseña pronto) me di cuenta que el ser humano es empático por naturaleza. A pesar que sabemos que somos nosotros mismos nuestro peor enemigo, seguimos abriendo nuestra compasión y comprensión a nuestros homólogos cuando están en un momento de duelo, porque sabemos que, así como nos podemos lastimar entre nosotros, a la vez somos capaces de repararnos y apoyarnos entre amigos y familiares para salir adelante. En Clannad y su primera temporada, muy sutilmente vamos creando estos lazos de empatía hacia estos personajes, acompañándolos en una etapa que todos vivimos, algunos de mejor manera que otros: El periodo escolar.
Un abanico de sentimientos y situaciones se nos muestran aquí, y no es de forma arbitraria, Ishihara es un maestro en mostrarnos los aspectos más mundanos de la existencia a la vez que algunos otros, como misterios y situaciones sobrenaturales que acuden a nuestra curiosidad para cautivarnos casi de forma sub-consiente, y poco a poco cultivando misterios que más adelante usara para llevarnos a una montaña rusa de emociones.


-“16 Millones de tonos de Azul”

 

Es asi como llegamos a After Story…
Aquí… Es cuando realmente vemos la parte más cruda y real de una etapa que nos tocara a todos en algún momento.
Nagisa, Tomoyo, Kyou, Kotomi, Sunohara… Todos ellos personajes que se nos presentaron como las personas más cercanas a nuestro protagonista y que crecieron con él. Si Clannad fue el antes, After Story fue el después. Aquí vemos como se empieza a narrar la nueva etapa en la vida de Tomoya, La etapa que muchos consideran las mas difícil, La etapa, de crecer y convertirse en adulto.

Dejar la casa de tus padres, conseguir una vivienda, empezar a trabajar para sostenerte (y a una posible familia futura), encontrarte que no todo es color de rosa en el mundo y ver como diarias dificultades salen a flote, problemas a los que antes no les prestabas atención… Cuando vi Clannad yo estaba pasando por esta etapa, y verme reflejado en estos aspectos me dio un golpe muy fuerte, pude ver que yo pasaba con situaciones similares y sabía lo que sentía Tomoya en esos momentos, al fin y al cabo, en esas mismas andaba… Ver como luchaba contra todo pronóstico para ser “alguien” en la sociedad era confortante, pero a la vez hiriente, cuando empiezas una vida lejos de lo conocido pueden pasar muchas cosas, y es normal querer tirar la toalla, rendirte y darte por vencido ante la vida. Saber salir a flote y mantenerte en el camino es algo muy difícil, y les confieso: Este anime logró darme ese impulso que tanto necesitaba. Ya lo decía yo en post anteriores: El anime es un medio más de entretenimiento, pero sus formas narrativas y artísticas lo acercan aún más a aquellas personas que lo ven porque expanden los pequeños momentos de alegría, los llevan a otra dimensión donde transcurren más lento, donde los podemos disfrutar en todo su esplendor por más tiempo, donde podemos apreciarlos y escudriñarlos al completo, pudiendo extraer hasta la última gota de información, donde gracias a sus abstracciones por ser un medio animado, podemos ver lo que queramos/necesitemos más de un momento en específico… Pero… Así como los momentos de alegría y regocijo duran más y los podemos apreciar mejor, los momentos de dolor, sufrimiento y preocupación, se vuelven gigantes en contra y pueden llegar a afectarnos más de la cuenta. Clannad: After Story, es un perfecto ejemplo de ello.


-“El Segundo Impacto”


Toma esos lazos que formamos con sus personajes en la primera temporada y los usa en nuestra contra para darnos la probada definitiva de lo que una persona puede sufrir en la vida cotidiana, con problemas y calamidades cotidianas que pueden acontecerle a alguien que ya ha tomado su propio camino y ahora es responsable de todo lo que pueda pasarle a sus seres amados.
Es aquí en este punto cuando el componente fantástico toma partido en la historia y empieza a generar una nueva capa de profundidad en la trama. Empieza a jugar con nuestros sentimientos y especulaciones, empieza poco a poco a darnos pistas y esperanzas que luego algunas serán realidad, y algunas otras solamente caerán en oídos sordos.
Kyoto Animation es la razón de que todo esto esté animado con ese toque único que sus miembros le saben dar a las obras en las que intervienen, recientemente en el post sobre Violet Evergarden de mi compañero Seuseng, pudimos ser testigos de las maravillas que un estudio de animación puede lograr para darnos visualmente un espectáculo inmercivo, y aquí en Clannad, a pesar de ser del año 2007, podemos seguir viendo toda la calidad y detallismo que le imprimieron a esta obra, que sin los cuales, no sería lo que es y lo que representa hoy para muchos de nosotros.
Su banda sonora es ese ingrediente final, es la gota que rebasa el vaso, es eso que nos acompaña a lo largo de la trama, y que viene en los momentos precisos, con hermosas piezas que muchas veces no hacen más que acompañar sutilmente una escena, pero que son suficientes para destruirnos por dentro y provocar que, ese Crescendo que mencionaba al inicio del post, sea inmenso, como un muro de concreto que nos acerca lenta pero constantemente al borde sin retorno de su historia.

Las series y los gustos por ellas son algo subjetivo, y eso no cambiara. Dependiendo de tu historia y tus vivencias, serán unos u otros animes los que serán “Tus Favoritos”, no porque sean objetivamente buenos, sino porque para TI y solo para TI signifiquen algo, ya sea mundano como un recuerdo feliz en tu infancia, o, como en mi caso, que representan etapas enteras de mi vida y que además me enseñaron en cierto modo a superar un problema o ver en mi interior cuando mas lo necesitaba. Y es por todo esto que Clannad, y el anime en general, significan tanto para mi.


Con este texto le doy cierre a esta serie de colaboraciones que, muy para mi sorpresa, gustaron inmensamente a todos los que se tomaron el tiempo de leerlas.
Gracias a todos ustedes por estar ahí semana a semana leyéndonos y dándonos sus comentarios positivos. Gracias a mi compañero Seuseng que se esforzó como nadie para dar cabida a las expectativasy superarlas por mucho con sus textos mas que reveladores y llenos de sentimientos.
Gracias por acompañarnos en esta travesia, una vivencia espectacular, #UnaOdiseaDeSentimientos.

 
PD: Puedes empezar a ver Clannad AQUI
 
 
 
 
 
 

Loading...